Despedida de la temporada 2012-13 del Ministerio de Mujeres

Etiquetas:

Categories: Iglesia,mujeres

Como despedida de la temporada 2012-2013 del Ministerio de Mujeres os dejamos con la reflexión compartida entre todas las hermanas. ¡Feliz Verano a todas! Nos vemos en Septiembre…

 

10 CONSEJOS PARA LA MUJER CRISTIANA

 

 1.   LA MANERA DE VIVIR – Aprendamos a vivir dando gloria a Dios.

1ª Pedro 1:15 “Así como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir.”

Definir o escoger la manera de vivir es una elección que podemos hacer en cualquier momento y en cualquier lugar.

Nuestros pensamientos son los que dirigen nuestro modo de vivir, no las circunstancias.

Si somos capaces de cambiar nuestros pensamientos sujetándolos en obediencia a Cristo,  el mundo cambiará a nuestro alrededor…

Necesitamos recordar que lo único que podemos controlar son nuestros pensamientos… y aún en esto debemos pedir la ayuda de Dios y depender de Él.

2.   EL CUERPO – Aprendamos a cuidar nuestro cuerpo, nos lo ha dado Dios.

Mateo 6:25 “Por tanto os digo: No os angustiéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que el vestido?”  

Es el mismo Señor Jesús que nos advierte que no nos afanemos cuidando nuestro cuerpo, porque Él tiene cuidado de nosotros, pero… sin caer en la obsesión, es importante que nos cuidemos, que hagamos ejercicio, para liberarnos del estrés y para que nos sintamos bien.

Seamos prudentes en la comida.

Escojamos cuidadosamente nuestro vestido, siempre pensando en la sencillez, huyendo de la ostentación.

 

     3.NUESTRA PROPIA IMAGEN – Aprendamos a sonreír y no vivamos en el juicio y en la queja constante.

Mateo 7:1 “No juzguéis, para que no seáis juzgados”

Debemos aprender a amarnos a nosotros mismos, a respetarnos, a intentar cambiar lo que hacemos mal, para ser mejores. Sólo al querernos podemos abrir el corazón a que nos quieran. Cuanto más nos conozcamos, en mayor medida podremos cambiar y comprender a los demás sin hacer juicios vanos. No estemos juzgando y quejándonos, esto ya lo hacen los que no creen.

No olvidemos que… no hay nada como una sonrisa. Una sonrisa en el momento adecuado genera una disposición feliz.

No nos olvidemos de mirar siempre hacia arriba y  podremos reír, no hay nadie que haya podido llorar en esa postura.

 

   4. LAS METAS – Aprendamos con humildad a pensar que no somos perfectas.

Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

¿Sabes cuál es la diferencia entre saber de Dios y conocer a Dios?

Quizás llevemos mucho tiempo aprendiendo cosas acerca de Dios, pero nuestra meta es seguir adelante para conocer a Dios, de un modo íntimo, personal, único. Si somos realistas sabremos que sin Él, nada podemos hacer, pero nuestra meta es experimentar que con Él, todo lo podemos hacer.

 

  5.  EL BUEN HUMOR – Aprendamos a reírnos de nuestras limitaciones.

Proverbios 15:33 “El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría, y a la honra precede la humildad.”

Si reconoces en ti una torpeza, si te has equivocado en algo sin mala intención, no te avergüences, se humilde y  sonríe. Dicen que el hombre llega a ser sabio cuando aprende a reírse de sí mismo. Así que ríe, ríe alegremente… ¡y el mundo reirá contigo!

No olvidemos que la sonrisa es muy importante para mejorar la salud. Dicen que una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero da más luz… Además, con cada sonrisa que damos a alguien sembramos una semilla de esperanza.

 

   6. LAS RELACIONES – Aprendamos a hacer buenas amistades.

Proverbios 17:17 – “En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia.”

Siempre que dos o más personas se unen en un espíritu de colaboración y respeto,  se consiguen logros. Tratemos de entender a las personas que nos rodean, amemos a nuestros amigos como son sin intentar cambiarlos, porque cuando los necesitemos, el verdadero amigo estará allí para apoyarnos y brindarnos todo su amor. Así que cultivemos nuestras  amistades. La amistad, al igual que la mayoría de los sentimientos, debe fluir de manera natural, debe alimentarse a través de detalles. Por ello la verdadera amistad no puede basarse en condiciones, intereses ni requisitos, pero sí debe ser inteligente. Sepamos escoger y apreciar al amigo.

 

     7.  EL PERDON – Aprendamos a perdonar y a perdonarnos.

Colosenses 3:13 – “Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.”

Mientras mantengamos resentimientos en el corazón, será imposible presentarnos delante de Dios. Lo maravilloso del perdón no es que libera. La vida es muy bella como para mantener sentimientos negativos en nuestro camino…

 

     8. EL DAR – Aprendamos a dar, no porque el otro lo necesita, sino por gratitud a Dios.

Mateo 10:8 “De gracia recibisteis, dad de gracia.“

Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar sin esperar nada a cambio.

Dios,  con sus perfectas leyes naturales, nos devolverá  con creces lo que demos. Si damos odio, recibiremos odio tarde o temprano, pero si damos amor, recibiremos multiplicado ese amor. Quien ama de verdad da todo de sí por hacer feliz a su amado. Sólo el que aprende a dar desinteresadamente, está siendo agradecido por lo que Dios le dio: la salvación por Gracia.

 

   9. LA FE – Aprendamos a depositar nuestra fe en Dios.

Marcos 9: 23 – “Jesús le dijo: –Si puedes creer, al que cree todo le es posible.”

La fe crea confianza, nos da paz y libera el corazón de dudas, preocupaciones, ansiedad y miedos. Practiquemos la  fe, la esperanza y el optimismo.  Pero no nos asustemos cuando lleguen las dudas, simplemente volvamos el rostro hacia Dios y pidamos una porción más grande de fe. Él es el autor de la fe, Él nos la dará.

 

     10. EL AMOR – Aprendamos a amar, es difícil, esforcémonos.

Juan 15:17 – “Esto os mando: Que os améis unos a otros.”

Es fácil amar al que lo merece, pero Dios nos manda amar aún al que no lo merece. Pidamos sabiduría para poder obedecerle en esto. Tenemos todavía mucho camino por andar, seamos fieles y el que nos amó hasta dar su vida por nosotros, nos ayudará a amar aún a nuestros enemigos.

Deja un comentario