Ejemplo de resiliencia 1

Categories: mujeres

En Psicología  se llama  Resiliencia a la facultad que permite a una persona recuperase, después de haber sufrido un golpe emocional ya sea por la pérdida de un ser querido, de una dura enfermedad, de una situación de dura crisis económica o cualquier otra situación que lo podría hacer una persona destrozada, inservible.

Hoy trabajaremos este término a través de un personaje bíblico, el  apóstol Pablo. Fue un hombre que pasó muchas dificultades en su vida pero a su vez alguien que aprendió el secreto de adaptarse a las difíciles situaciones con las que le tocó lidiar. Él lo expresa muy bien, con las siguientes palabras, escribiéndole a los cristianos en Filipo: En todo lugar y en todas las circunstancias, he aprendido el secreto de hacer frente tanto a la hartura como al hambre, tanto a la abundancia como a la necesidad. ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!” Filipenses 4:12 y 13

Pablo habla de haber aprendido un secreto de adaptación, una muestra absoluta de una persona resiliente, aquel que sufre un duro golpe, que es sometido a una fuerte presión, pero que se recupera.

En el concepto que Pablo expresa aquí, sería la persona que ayudada por Dios soporta los reveses de la vida sin dejar que le afecten su estructura, y se adapta a distintas circunstancias, saliendo victorioso de ellas.

Pablo, nos habla en el capítulo 4 de Filipenses de cómo su esquema de lucha frente a los reveses de la vida no era aguantarse o resignarse, sino un hacerle frente al viento de la prueba, echando mano de la fuerza que Cristo le daba, porque vientos siempre vendrán, pero lo importante es esa capacidad de recuperación de la que estamos hablando y permanecer firmes en nuestro lugar, cuando haya pasado la fuerte presión del tiempo.

(texto extraído de la revista Mientras Esperas, nº12)

Deja un comentario