Reunión mensual de Abril

Categories: mujeres

La última reunión se nos habló de que hay una advertencia en los eclipses de lunas rojas, coinciden con las fiestas judías de Pascua y los Tabernáculos. 14 abril 2014 y 8 octubre 2014.

En la Pascua Jesús murió como  el Cordero de Dios y en los Tabernáculos, habitó entre nosotros.

Leer Joel 2:30-31 y Mateo 24:29

En mayo de 1948 la higuera seca (Israel) reverdeció, volvió a ser nación.
Jesús dijo que no pasaría está generación sin que esto acontezca (hablando de su regreso) Mateo 24:32
Una generación son 40-70 años, el reloj profético está marcando el final de los tiempos como habló Daniel.

¿Qué caracterizó la primera venida del Señor? Que el pueblo de Israel, conocedor de las escrituras, no supo ver al Mesías.
¿Qué caracteriza su segunda venida? Que no sabemos ver las señales proféticas de su inminente retorno.

La mitad de la iglesia está dormida, al igual que las vírgenes (la novia) la mitad quedará y la otra mitad se irá con el Señor, porque se preocuparon de estar despiertas, atentas a las señales y con sus lámparas llenas de aceite (Espíritu Santo).

Otra clara señal de advertencia es la importancia de reconocer a los falsos profetas y distinguirlos:
¿Cómo tolerar que un hombre se llame a si mismo” Jehová Junior”? Como ese blasfemo de Cash Luna, o Ana Méndez otra “hija del diablo”, que pervierte al pueblo de Dios diciendo que los billetes le hablan.

Lo peor hermanas es que estamos siendo testigos en nuestras propias iglesias de estas falsas doctrinas, infiltradas de forma solapada, donde muchos, entre ellos yo misma he sido engañada. Debemos estar sujetos a la Palabra de Dios, ya que ella y Jesús son lo mismo (Juan 1:1) Ha sido  y será una roca eterna donde permanecer fuertemente cogidas, en estos difíciles tiempos.

2 Pedro 2:2 ” Así como hubo falsos profetas entre el pueblo de Israel, así también habrá falsos maestros entre vosotros,  que enseñarán con disimulo sus dañinas ideas, negando de ese modo al propio Señor…..y por culpa de ellos se hablará mal del camino de la verdad”

¿Cuantas personas están abandonando la iglesia? ¿Miramos hacia otro lado ante el daño causado a otras personas? ¿Consentimos  el lesbianismo, la homosexualidad? Nos toca abrir bien los ojos y estar atentas a las señales de advertencia que el Señor nos dio.

Ayunemos y oremos pidiendo perdón al Señor por el pecado en su Iglesia, así como hizo el profeta Daniel.

Deja un comentario