Proclamación

La divulgación de las buenas nuevas de salvación es una alta prioridad de todo creyente y de la iglesia de Cristo. El señor Jesús dejó una encomienda muy clara a quienes son sus discípulos: “Id por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura”.

“Dios no quiere que nadie perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”, por eso en este año 2012 estamos poniendo un énfasis muy grande en el hecho de capacitarnos y movilizarnos para llevar a cabo la “gran comisión” delegada por Jesús a todos aquellos que creemos en él y le amamos.

Nuestro papel como colaboradores de Dios, es facilitar el mensaje más hermoso dado al mundo: “Reconciliaos con Dios”, porque “de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna”.

Antes de ascender Jesús a los cielos, encomendó a sus discípulos con las siguientes palabras: “Y me seréis testigos en Jerusalén, en Judea, en Samaria y hasta lo ultimo de la tierra”. Entendemos que esta orden, cada iglesia puede asumirla desde la posición en la que se encuentra ubicada geográficamente. En nuestro caso podríamos abrazar esta palabra de la siguiente manera “Y me seréis testigos en Palma, en Mallorca, en España, y en todas las naciones de la tierra”.

Por esta razón, nuestra labor evangelística tiene dos énfasis:

  • Evangelismo local
  • Evangelismo en las misiones